El Horror y Mi Visión


Desde que tengo uso de razón soy presa y predador de esta maravillosa criatura llamada Literatura. Mis primeros pasos en el mundo de las letras ahondaron en la poesía y luego de algún tiempo, encontré en la narración el camino definitivo para dar vida a todo aquello que se movía silencioso y poderoso en mi cabeza; todo aquello que con la suprema retórica del mundo onírico nutría mi mente y mi alma. Aunque mis estudios me llevaron por otro camino del Diseño Grafico, estoy -desde ese entonces- tratando de llegar al ser humano a través de lo que mas me conmueve: las Historias de Horror.

"Durante la hora de la lectura, el alma del lector esta sometida a la voluntad del escritor". Edgar Allan Poe

Y estaba en lo cierto. Cada palabra reproducida en el papel se adueña de quien tiene frente su rostro, un libro. Los personajes nos conmueven hasta el punto de meterlos bajo nuestra propia piel, riendo y llorando en su nombre; los lugares nos liberan de las toscas paredes que nos enclaustran bajo la cotidianidad de nuestra realidad; las situaciones nos complacen, exasperan, sorprenden o ilusionan, puesto que con cada vuelta de pagina, somos un poco mas, parte de esa ilusión que nos entretiene. 

Si, el Gran Maestro estaba en lo cierto, pero yo creo que los escritores vamos un poco mas allá. No solo nos adueñamos del alma del lector durante la lectura, sino que se la robamos definitivamente. Si, suena extraño, pero es así. No importa cuantas páginas haya leído, con que frecuencia retome la lectura, o por cuanto tiempo lo haga, desde el momento en que cierra ese libro, la silenciosa "maquina de ilusión" habrá hecho su trabajo: instalarse en su mente, desmenuzar su conciencia y adueñarse de sus sentimientos... para siempre. 

Esa es mi gran misión en la vida: adueñarme del alma, la mente y los sentimientos de aquellos a quienes les gusta el horror, y despertar sus más íntimos temores, tomar entre mis manos sus sueños, y mostrarles cuanto más tenebrosos pueden tornarse sus mundos oníricos.